Diseñar con datos, más allá del A/B Testing

Resumen

Diseñar con datos parece sencillo: haces un test A/B y te quedas con la solución que más conversiones tenga ¿cierto? pero ¿somos conscientes de lo que nos dicen los datos? ¿cómo sabemos qué conviene evaluar? ¿qué hacemos si los resultados contradicen nuestras ideas originales?

¿Hay vida (y datos) más allá de los tests A/B? En esta charla me gustaría compartir algunas ideas y experiencias sobre cómo, cuándo, dónde y por qué podemos usar los datos a lo largo de un proceso de diseño para la Experiencia de Usuario, desde la investigación de usuarios (cuantitativa) hasta la toma de decisiones sobre un producto digital real.

Trataremos también de reflexionar (durante y después de la charla con un café) sobre cómo crear una cultura del diseño informado con datos, donde la experimentación y el desafío sean una constante.

Además, los datos están de moda, el diseño marca la moda, Netflix lo hace ¿qué puede salir mal?

Read more

Qué se aprende en un meetup

Los encuentros de tecnología que se organizan a través de la web Meetup en la ciudad de Málaga han crecido como la espuma en los últimos dos años. Yes We Tech, Databeers, Scala, Frontend, Digital Marketing e incluso comunidades con más recorrido como GDG se han pasado a esta plataforma para anunciar sus eventos. Cada semana hay al menos un meetup al que asistir y una oportunidad de aprender algo nuevo.

Pero ¿qué se aprende en un meetup realmente? Los beneficios de ir a uno de estos encuentros más allá de los contenidos residen en el networking en sí mismo. Si un meetup no favorece a que la gente interactúe entre sí, personalmente no iría, pero vamos a analizarlo desde sus diferentes perspectivas.

Asistentes

  1. Networking. Oportunidad de conocer y darme a conocer en un plano profesional.
  2. Practicar. Si es un taller, me permite practicar una herramienta o adquirir unos conceptos básicos.
  3. Escuchar. Inspiración o descubrimiento, pero dificilmente podré aprender algo si no lo continúo en casa.

Ponentes

  1. Hablar en público. Practicar habilidades de comunicación en público, importantísimas.
  2. Venderse. Oportunidad de contar tus proyectos, experiencias, opiniones sobre un tema profesional.
  3. Feedback. Recibir feedback de la asistencia sobre un tema que te interesa particularmente.

Organizadores

  1. Liderar. Llevar la iniciativa y así posicionarte en la comunidad tecnológica.
  2. Innovar. Poder establecer un punto de vista diferente sobre las formas en las que se llevan a cabo estos eventos.
  3. Networking++. Oportunidad de conocer a muchas más gente de forma cercana.

 

Para mí son muchos los beneficios que tiene participar en cualquiera de sus roles en un meetup. Sin embargo, no todo es tan perfecto e ideal y debemos ser selectivos para no acabar intoxicados por el presencialismo en las comunidades. Hay ciertas cosas que deberían evitarse en mi opinión cuando se hacen meetups, también desde sus diferentes posiciones.

Asistencia

  1. Ir, escuchar y marcharte. A no ser que no te haya gustado nada de lo que has visto, recibir información y no aportar nada es una forma de menospreciar el valor del encuentro. La gente quiere conocerte y escucharte, ése es el objetivo del evento.
  2. Comentarios fuera de lugar. No ser conscientes de donde estamos o quiénes están a nuestro alrededor puede ser uno de los peores errores. Aunque haya cerveza no es un bar, aunque haya camaredería no son tus colegas. Siempre habla con respeto.
  3. Pasar de la charla. Ir a un meetup para no atender a la ponencia es una pérdida de tiempo y una intrusión para quienes sí quieren estar allí. Quédate en casa o espera al momento de la cerveza.

Ponencias

  1. No prepararte tu ponencia. No infravalores tu audiencia ni la oportunidad que se te da. Por pocos asistentes que creas que tienes o por muy experto/a que te creas, las ponencias hay que tratar de tenerlas preparadas. Si después salen mal no pasa nada.
  2. No incluir a los asistentes. La gente ha venido a escucharte, dales la oportunidad de ser escuchados, quizá te aporten más de lo que creas.
  3. No participar como asistente. Si te interesa una comunidad para dar una charla ¿por qué no para participar en ella? Ponte al otro lado sin ser protagonista y disfruta del encuentro.

Organización

  1. No avisar de la agenda. Algunos encuentros no son más que eso, encuentros, y no es necesariamente malo pero si el propósito es sólo conocerse avisa a la audiencia.
  2. No dar la bienvenida a las nuevas caras. Siempre hay gente nueva que se acerca tímidamente, y gente que viene por el networking, dales la oportunidad de presentarse.
  3. No contar cuáles son los valores de tu comunidad. Si mañana alguien organizara una comunidad sobre el mismo tema ¿por qué ir a la tuya? Si tu comunidad no tiene unos valores claros e interesantes, tu capacidad de convocatoria se verá debilitada.

En los últimos años he aprendido muchas cosas asistiendo, organizando e incluso impartiendo y me gustaría pensar que la gente a mi alrededor también. A veces algunos salen mejor que otros, se acierta mejor con los contenidos o con el formato o con la gente, pero es difícil de prever antes de asistir. Sin embargo están llenos de oportunidades que creo debemos trabajar más desde cualquiera de nuestros roles.

Desde luego si no te aportan nada es mejor no involucrarse, pero si lo haces, aprende, comparte y participa activamente.

 

 

Eventos y conferencias

Parece que la primavera trae consigo un periodo intenso de alergias y de concentración de eventos, meetups y conferencias profesionales. Desde hace cinco semanas tres de ellas han ocupado gran parte de mi tiempo, me gustaría compartir lo que he aprendido como organizadora, asistente y colaboradora.

Women Techmakers

El Women Techmakers tuvo lugar en Málaga el 1 de abril, en el Rayo Verde. Esta iniciativa de Google organizada por los grupos de desarrollo locales GDG se celebra todos los años con motivo del día de la mujer. Ésta es la segunda edición en la que Yes We Tech participa en la organización.

Lo mejor

  • 50/50 de participación y gran apoyo de la comunidad
  • Conocer nuevas mujeres que hacen tecnología en Málaga
  • Ponencias de excelencia que merecen aún más visibilidad, más tiempo y recursos
  • Colaboración entre comunidades tecnológicas locales

Lo peor

  • El formato irregular de las charlas hace difícil mantener el ritmo
  • El Rayo Verde no sirve para hacer un evento tan largo (ya que no permite el almuerzo dentro de sus instalaciones)
  • Algunas personas aún menosprecian el valor del evento y de tener una audiencia y ponentes profesionales

UX Spain

UX Spain es el encuentro de profesionales de la Experiencia de Usuario más importante de España. En esta edición reunión a unos 500 participantes y se quedaron en la lista de espera casi tantos como los que pudimos asistir. El UX Spain de 2017 se celebró el 12 y 13 de Mayo en Gijón.

Lo mejor

  • El encuentro, la gente, las ponencias… todo de 10 como siempre
  • Descubrir a alguien que no sabías ni que existía haciendo cosas alucinantes
  • La premisa de la organización de que debe haber paridad entre los ponentes
  • Saber con qué se están peleando el resto del país en temas de UX, dejando a un lado el hype

Lo peor

  • Las ciudad de Gijón tiene una malísima combinación de viaje
  • El centro de Gijón no estaba demasiado cerca del Palacio de Congresos
  • El derroche de testosterona de algún ponente demasiado encantado de conocerse

J On The Beach

J On The Beach es el evento tecnológico por excelencia en Málaga y se centra en temas de Big Data, IoT, DevOps, JVM, programación funcional y visualización de datos. Tuvo lugar en La Térmica el pasado 17-19 de Mayo. Yes We Tech formó parte del comité organizativo y celebramos un meetup durante las conferencias.

Lo mejor

  • Estar cerca de la gente que cuida su carrera profesional, que cree en Málaga como ciudad de innovación, que aporta y quiere aprender
  • Los ponentes y las ponencias de un nivel estratosférico
  • Una de las mejores organizaciones que he visto nunca desde la perspectiva de la experiencia del asistente: impecable
  • Es un encuentro internacional celebrado en una ciudad sin complejos
  • Conocer nuevamente a mujeres de otros países con ganas de dar caña a una red Yes We Tech global
  • El proyecto a modo hackathon que presentamos para Yes We Tech y el apoyo de nuestro core :_)

Lo peor

  • Los fallos técnicos que desmerecen a los ponentes al retrasar o desfavorecer sus charlas, fueron pocos pero los hubo
  • Los comentarios o salidas de tono de algún tío que aún no se da cuenta que a nadie le interesa sus complejos machirulos
  • La falta de coordinación para poder descansar y disfrutar del evento desde la organización, acabamos todos exhaustos física y mentalmente.
  • Las realidades de algunas empresas malagueñas que aún tratan a sus empleados y empleadas de forma desconfiada

Conclusiones

En las últimas semanas he dedicado mucho tiempo personal en formar parte de la comunidad profesional, siempre es enriquecedor por quién llegas a conocer, por cómo puedes ayudar a otros y otras a relacionarse, a aprender y a hacer networking. Sin embargo, hace falta una pausa para reflexionar y volver a lo básico, a las raíces, y sobre todo para no agotarse.

En temas de igualdad hay luces y sombras y mucho que hacer. En esta especie de burbuja de los eventos donde tus oportunidades laborales y profesionales parecen depender tan claramente de a quién conozcas y por dónde te dejes caer es más importante que nunca que las mujeres estemos aquí. También me hace reflexionar si no estaremos contribuyendo a una desigual forma de acceder a puestos de trabajo.

Por otra parte, como co-organizadora creo que si el equipo no comparte 100% unos valores básicos sobre la identidad y el saber-hacer del evento, se corre riesgo de implosión. Me gustaría que el próximo evento que co-organice empiece precisamente por poner en común estas ideas.

Por ahora volveré a nuestros modestos meetups a los que estáis todas y todos invitados y en los que espero poder reforzar el core de Yes We Tech para que la comunidad se sienta más cerca que nunca.

UX Fighters, el club de los luchadores

image

Este fin de semana he tenido la suerte de ir a la primera edición del evento UX Fighters en Madrid y os digo desde ya que me vuelvo encantada. Da gustó ver cómo desde 2012 los eventos claramente marcados con temática sobres Experiencia de Usuario han ido surgiendo. Por supuesto, antes de 2012 ya existían otros meetings de profesionales que han acabado reencontrandose en esta disciplina, pero es genial contar con gente que se anima a organizarlos y nos ‘obliga’ a relacionarnos más.

He de decir que ha sido una gozada poder charlar de nuevo con gente de muchísimo talento (entre ponentes y asistentes) con los que he podido coincidir. Como siempre, estos eventos te ayudan a remover las inquietudes, a inspirarte y a motivarte para poner en marcha algún cambio transformador. Debo felicitar a los organizadores por tener el coraje de meterse en este “fregao” y habernos hecho partícipes.

Dicho esto, y teniendo en cuenta que Madrid como capital tiene mucha suerte de poder aglutinar a tanta comunidad, debemos seguir haciendo el esfuerzo por generar oportunidades en otras provincias. Mirándome el ombligo pongo mi vista en el sur, en Málaga, donde la infraestructura lo permite pero el glamour nos lo roba malamente la imagen de ‘ciudad de vacaciones’. Sí, esto es un tiro directo a los organizadores del UXSpain para que se animen a ponerlo marcha aquí mientras otros miramos para otro lado sin intentar nada de nada. Y no es que no quiera viajar, todo lo contrario, me encanta el caracter ‘de provincias’ de este evento, es simplemente que me postulo por la mejor ciudad de la península (habiéndose celebrado ya en Granada, por supuesto).

Bueno, no me enrollo, estas son las cositas que más me han llamado la atención durante el evento UX Fighters, quizá algunas de ellas las compartáis conmigo, a saber:

  • Me encanta el nombre del evento, la imagen, la narrativa, aunque personalmente creo que sobraron tanto chiste sobre ir a pelear al Matadero, jur jur.
  • El lugar fue perfecto, siendo Madrid creo que han elegido bien, las sillas ikeísticas un poco incómodas y poco espacio para glotonear y charlar al mismo tiempo pero no hay duda que el entorno molaba, además tenía una zona de running perfecta ^^
  • Después del lío inicial con las acreditaciones, todo fue sobre ruedas, no faltaba comida, el grandísimo maestro de ceremonias nos introdujo a los ponentes conviertiéndose en uno más gracias a sus reveladoras batallas personales que dieron gusto oír.
  • La batalla empezó con Chris Grant al que sólo recuerdo por repetir fucking product owner en el UXSpain pero que nos contó un poco más sobre los clientes/usuarios. Difícil de distinguir en el caso Tuenti. Confieso que a mí Tuenti como Treinti(añera) que soy no me moló nada cuando me registré, cuando Coca Cola me felicitó mi cumpleaños y Movistar me pedía mis datos muy personales para aseguarse de que era humana, pero oye, yo no era la usuaria y a Chris no puedo culparle.
  • Gema Muñoz nos dejó a todo/as alucinados con su pasión y energía en el escenario hablándonos de analítica y métricas de cero a cien. La más dispuesta a compartir, nos dejó esta joyita para el recuerdo y la memoria

//platform.twitter.com/widgets.js

  • Los chicos de Redbility se atrevieron a contar sus cagadas, ¡que no fueron pocas!, pero demostraron que a pesar ellas se puede evolucionar si se aprende y ahí los tienen con una empresa de esas de las que te encantaría formar parte.
  • José Martull me gustó especialmente por lo inusual que es para mí pensar en los usuarios como clientes a los que debemos querer atender. En mi ensoñación personal, mis clientes son mis jefes, compañeros de equipo, equipos de producto, etc. a los que ofrezco mi expertise (si estoy lúcida). Y debo decir que me ayudó mucho a reubicar ideas para mejorar mi relación personal con “el cliente”.
  • Ignacio Riesco habló sobre ecommerce, siendo muy taxativo en algunos principios básicos sobre el diseño de comercios electrónicos y otras veces intenso en sus puntos de vista. ¡Ahí empezó la verdadera batalla!
  • Orse Olsen habló sobre agilismo y algunas claves de procesos de diseño. Una de esas personas a las que te encantaría tener como manager, jefe y referente.
  • Borja Delgado puso el acento en un tema que me encanta: los pequeños grandes detalles. Este excelente comunicador siempre sabe simplificar y transmitir ideas para nada evidentes al resto de uxers mortales. Un crack aunque sobra decirlo.
  • Juan Leal compartió su filosofía de copy sobre Soysuper, un proyecto simpático y muy útil que hay que seguir de cerca.
  • El segundo día empezó cañero con Frederic Alluin, un francés de 2 metros que nos dio caña con las nuevas interfaces que se avecinan. Compartió su experiencia con las Google Glass (una mierda innecesaria), las Oculus Rift (una pasada, pero marean!) y muchas más. Vamos, que tengo una necesidad mortal de comprarme un smartwatch como mínimo y trastearlo.
  • De Pere Rosales sólo me sale una cosa: es muy grande. No es sólo por lo que inspira, o por su entusiasmo, sino porque sabe hacerte cómplice y eso no lo consiguen todos. Siempre un placer escucharle y charlar con él.
  • Jerónimo Mazzarrasa es un cuentista en el mejor sentido de la palabra, y nos contó muchos cuentos dentro de uno: el de cómo lo que hacemos ahora construye el futuro que se nos viene. Brutal.
  • Sergio Leyva me sorprendió con una confesión y es que aún recuerda el trauma del primer UXSpain. Sergio ha hecho muchas, muchas cosas buenas y nos demostró que no hay nada mejor que dejar que tu trabajo hablé por ti. Es un tio con mucho talento, sin duda, aunque él solito se mete en unos berenjenales difíciles de salir sin que le caiga alguna réplica.
  • Al pobre Jorge Márquez le tocó la mala suerte de ser el último, con el retraso del evento, pasadas las dos y con la cognición de los guerreros por los suelos.
  • Las mesas redondas me dejaron sabores agridulces, gente que aporta más o menos a la conversación y algunos a los que me habría encantado escuchar en solitario en una ponencia más larga. Es un formato difícil donde la opinión no generaba debate aunque sí revelaba alguna postura incómoda. 

Como podéis ver en general el evento mereció la pena, pero que no se pudiera celebrar el hackatón fue una pena (a los que una vez fuimos frikis nos sigue gustando el modelo party).

Pero lo mejor de todo es que me permitió tomarle de nuevo el pulso a la profesión, a la oferta académica y al contacto con los profesionales.

Sigo sin tener claro si algún día me dará por marcharme a Madrid para vivir todo ese ambiente ‘a diario’, pero sí que me encantaría poder tener a un/a mentor/a tan crack como lo/as que allí expusieron sus ponencias. A veces se necesitan referentes para poder crecer más rápido y dejar de darse de leches con tonterías por falta de experiencia. Mientras tanto, compartiré lo aprendido siempre que me sea posible aunque me las tenga que apañar con mi intuición e Internet 🙂

Nos vemos en la próxima edición y con suerte antes en algún UXSpain (sí, esto también es un tiro directo a sus organizadores).

Saludos