E.

El chimpanauta no quiere volver

Alguien le ayuda a subir y posicionarse. Se prepara para un viaje forzado hacia la otredad. No sabe contar hacia atrás, no sabe qué significa flotar ni a qué aferrarse cuando los newtons dejen de tener efecto sobre su cuerpo. Sólo puede mirar por la escotilla: árboles, mares, montañas y humanos. Todo su mundo cada vez más pequeño, más lejano, menos cierto. Y de repente, todo se llena de espacio.

Número 65 no quiere volver, no necesita un nombre, ni un género, ni un estudio post mortem. La pena que siente prefiere aliviarla desde otros mundos.

Read more