No sé si haré justicia al recopilatorio de enlaces pero necesito escribir esto, necesito deciros algo: Internet ha muerto. ¿Lo pillas? Internet, La Red, ha dejado de existir. Sólo eso explica tanto drama, tanto lamento de todos quienes contribuimos a conectarla, diseñarla, programarla y aventurarla.

Entre todos la mataron y ella sola se murió.

Refrán popular

No es verdad, pero quería decirlo, ahora sí comienzo a comentar unos cuantos enlaces que ya escupí en su momento por redes sociales (me gusta hablar de redes sociales cuando me refiero a Twitter, es como cuando los telediarios se refieren a “unos grandes almacenes” sin querer mentar de El C*rt* Ing**s ). Lo que más me gusta cuando publico enlaces que considero realmente relevantes es que practicamente nadie los nota, nadie interactúa con ellos o conmigo, pero para eso estamos aquí, para repetir y reproducirlos…

Por qué un mínimo producto nunca será viable…

Por qué los MVP no son compatibles con la UX

Un Minimum Viable Product (MVP) es el producto que obtendríamos dedicando el mínimo esfuerzo para demostrar (vender) una idea del mismo. Sin embargo, los MVPs tienen muchos trampantojos.

Primero, atienden a satisfacer la expectativa de un cliente o stakeholder que no es el usuario y que, además, exige la demostración de la viabilidad de una idea en cada iteración. Esto es contraproducente para los equipos. Además de requerir más esfuerzo en cada paso intermedio, supone un autoengaño ya que lo que se demuestra (no necesariamente se valida) es sólo una pequeña parte de la idea real del producto. En el momento en el que te mueves de lo mínimo a lo máximo el concepto ha cambiado y tienes que volver a validar la idea.

La Experiencia de Usuario plantea justamente un proceso opuesto. Diseñar prototipos ayuda precisamente a validar ideas conceptuales completas con personas usuarias antes de llegar a la programación. Es el proceso el que debe ser eficiente y mínimo, no el producto que se crea.

Mucha gente piensa que esto es incompatible con un proceso iterativo y no es cierto, las iteraciones o versiones del producto nada tienen que ver con el objetivo de los MVPs.

Pero ella lo explica mejor, mírate el vídeo.

¿Tienen política los artefactos?

¿Un artículo de 1983? ¿En serio? Consíderalo un regalo de cumpleaños de millennial a millennial.

La tecnología encarnada en un sistema social no sólo no es desarrollada en un vacío ajeno a las fuerzas de la política sino que es el reflejo de nuestro deseo de inventar, diseñar y construir objetos de poder, útiles y económicamente rentables. Si no, ¿a cuento de qué vendría tanta ansiedad por crear MVPs?

Déjate convencer por el artefactualismo y la tecnotranscendencia.


Esto es todo por hoy, sólo dos artículos, pero también os recomiendo un par de series para compensar: Mr. Robot y L Word: Generation Q. La primera porque habla de todo y lo cuenta bien, la segunda porque sin decir nada nuevo sigue siendo necesaria.

Previous ArticleNext Article
UX Lead at Ebury and graduated as a Computer Engineer at the University of Granada. In the past, I've worked as a teacher, consultant, and developer. Designing valuable technology for people is what I enjoy the most.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.