Empatizar

La empatía nos permite dos cosas importantes en diseño:

  1. Dejar a un lado nuestros prejuicios. Dejar de lado las conjeturas y ser capaces de discernir y decidir qué datos hablan de la gente y cuáles no nos dicen nada.
  2. Dirigirnos directamente a la fuente de información más relevante: los usuarios. Entender la formulación del problema desde la observación directa de quienes generan dicha información.

¿Hasta qué punto es necesario trabajar con datos relacionados con el género o la edad de las personas en productos universales? ¿Es la edad la que determina el uso, o son los prejuicios relacionados con ella?

Cuando decidimos entrevistar o analizar a esa masa de población que representa ‘el usuario objetivo’: ¿estamos diversificando o seguimos reflejando nuestra forma de ser y de pensar, nuestro aspecto, en quienes incluimos en nuestros procesos de investigación? La pregunta es ¿por qué no usamos los datos precisamente para eliminar parte de ese sesgo? Para desafiar nuestras propias creencias.

Masako Wakamiya (82 años), programadora del juego Hinadan (+50K descargas) –
KAZUHIRO NOGI/AFP/GETTY IMAGES

Una forma interesante de comenzar un proceso de investigación puede partir de trabajar con datos de poblaciones. Conocer cómo se distribuye la masa de población de los usuarios de tu producto, visualizarla puede ayudarnos a ‘centrar el tiro’ y a encontrar un balance adecuado de individuos que la representan. Podríamos partir de informes estadísticos generalistas, o bien solicitar informes ad-hoc, recoger resultados de encuestas, y analizar analíticas de uso (esa sección de ‘Audiciencia’ en Google Analytics cobra especial sentido).


Age distribution of Titanic passengers is shown with four different bin widths: (a) one year; (b) three years; (c) five years; (d) fifteen years – https://serialmentor.com/dataviz/histograms-density-plots.html

Con todo esta información podremos ya entender qué características son realmente descriptivas y utilizarlas para comenzar el ‘reclutamiento’ de usuarios para entrevistas u otro tipo de pruebas.

Como sabréis las entrevistas son una técnica clave para entender y conocer bien el contexto y las expectativas de quienes podrían usar nuestro producto. Hablando y, sobre todo, observando a la gente podremos obtener más datos sobre lo que la gente, dice, hace o piensa. ¿No sería interesante saber qué relación hay entre lo que la gente dice y lo que hace?

Esta información solemos representarla con ‘mapas de empatía’, a menudo, de forma individualizada. Si este mismo estudio lo hacemos de forma agregada, es decir agrupando personas con características parecidas, podremos obtener segmentos o cohortes de usuarios (con datos).

Previous ArticleNext Article
UX Lead at Ebury and graduated as a Computer Engineer at the University of Granada. In the past, I've worked as a teacher, consultant, and developer. Designing valuable technology for people is what I enjoy the most.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.