Carmel Hassan Tecnología, Diseño y Sociedad

Estrategias de diseño: Prototipado (y propósito)

E

Los prototipos son artefactos que nos ayudarán a simular el comportamiento y el aspecto que tendrá la solución que queremos plantear. Independientemente de la fidelidad que tengan, los prototipos pueden ayudarnos a comunicar o a explorar ideas de diseño que favorezcan determinadas experiencias a nuestros usuarios.

Propósito y niveles de fidelidad

Vamos a ver cómo en sus diferentes niveles de fidelidad nos pueden ayudar a explorar una idea, comunicar una visión, descubrir alternativas y validar una solución antes de que cueste demasiado tiempo o dinero.

Durante el proceso de prototipado lo que estamos intentando hacer es reducir la incertidumbre de si la solución va a ser finalmente un éxito desde el punto de vista del usuario.

Por otra parte, incluso durante el proceso de investigación de usuarios, podemos usar los prototipos para ilustrar y modelar todos esos escenarios de uso que simulan situaciones de uso real y su contexto tecnológico. No hace falta ser un artista para esbozar estos escenario que sin embargo nos van a aportar mucho valor a la hora de visualizar el problema.

Propósitos:

  • Describir un problema
  • Explorar ideas
  • Comunicar una visión
  • Especificar una solución
  • Testear con usuarios

Durante el proceso de diseño nos vamos a encontrar que en sus diferentes fases necesitemos expresar ciertas ideas, algunas buscan un propósito concreto, como decía no es lo mismo diseñar para comunicar que diseñar para explorar, o para validar. Los tipos de prototipos que podemos hacer no son necesariamente excluyentes, es decir, no cumplen una única función ni son creados en un único momento. Si bien es cierto, debemos ser capaces de entender qué nos ofrece cada uno en cada momento para saber interpretar un un prototipo (ya sea porque lo ha creado un diseñador, un product owner, un cliente o el equipo de desarrollo en su conjunto).

Muchas veces si no estamos muy acostumbrados a hacer un prototipo nos cuesta saber cómo representar ciertas cosas y o pensamos que no somos muy buenos dibujando y por esto no debemos diseñar. Como casi todo en la vida, diseñar es también cuestión de práctica. Un ejercicio interesante para practicar si no os atrevéis a lanzaros al canvas en blanco es partir de una app que os guste o que uséis a menudo y tratar de identificar el layout, los componentes básicos, la navegación principal y secundaria y otros elementos gráficos de forma que cumplan un propósito para la composición final. Desde fuera hacia adentro, desde la estructura hasta los detalles.

A partir de ahí acostumbramos a nuestros ojos a ver estructuras y patrones. Una vez tengamos esta primera composición podemos seguir distinguiendo visualmente los elementos interactivos y el sistema de navegación que se deriva de la interacción.

Niveles de fidelidad

Elegir el nivel de fidelidad de cada prototipo es algo crítico ya que debemos balancear el impacto que tenga en el proceso versus el tiempo dedicado a crearlo. Cuando hablamos de fidelidad nos referimos a cómo de cercano al producto final parece el prototipo. El nivel de fidelidad centrará el feedback recibido sobre un aspecto u otro del diseño, es por esto que tenemos que tener en cuenta el objetivo.

Cuando prototipamos podemos entender la fidelidad tanto por el grado:

  • Baja
  • Media
  • Alta

Como por la dimensión:

Generalmente cuando empezamos a prototipar empezamos siempre por algo de baja fidelidad y vamos pasando a añadir mayor número de detalles conforme los conceptos básicos están claros. Sin embargo no hay reglas escritas, hay que ser flexibles para decidir qué es lo apropiado en cada momento y cuando creemos que un diseño está suficientemente “terminado”.

Low 

High

  • Rápido
  • En el momento preciso y en cualquier momento
  • Barato
  • Desechable
  • Crea un vocabulario claro
  • Imprecisos y por tanto flexibles y abiertos
  • Poco detalle y poco refinado
  • Sirve para sugerir y explorar
  • Ambiguo
  • Propositivo
  • Cuestiona el problema
  • Descriptivo
  • Nivel de detalle medio-alto
  • Testable
  • Especifica la solución
  • Es didáctico
  • Demostrativo
  • Comunicativo
  • Criticable
  • Interactivo
  • Cercano al producto final

  

Storytelling

Prototipar interfaces no es la única forma de comunicar las ideas de diseño, de hecho, en determinadas fases de un proyecto resulta mucho más interesante combinar estos prototipos con una historia que ayude a entender el contexto y el trasfondo del problema que se intenta explicar.

La técnica de Storytelling también es una herramienta más de los/las diseñadores/as de experiencia de usuario. Para contar una historia relacionada con los usuarios y su experiencia podremos hacerla a través de fotos, vídeos, audios o simplemente escribirla y contarla. El objetivo será describir una situación, ilustrar un problema, explorar un concepto de diseño, etc.

Sin embargo, aunque mucha cree que contar historias es una forma de difundir una idea, el objetivo principal es que ésta resulte interactiva y conversacional. Una buena historia creará en tu audiencia preguntas y comentarios que ayudarán a construir una mejor narrativa.

Con buenas historias la descripción de los problemas debe afrontarse desde un presente real (personas) hasta un futuro deseable (escenarios).

¿Es el prototipado parte integral de la estrategia de diseño?

El proceso de diseño lleva consigo la iteración y acercamiento desde una idea abstracta hasta la especificidad de una solución concreta. Las diferentes versiones de ese diseño y el proceso por el que pasa todo el razonamiento desde la hipótesis inicial hasta la tesis final pueden formarse en base a prototipos que resulten testeables o al menos sirvan como herramienta para la comunicación.

En mi opinión prototipar teniendo en cuenta tanto el propósito como el nivel de fidelidad es clave para alcanzar una solución que realmente resuelva los problemas de los usuarios, sin embargo, esto no significa que saltar de una idea abstracta a un producto final con ‘pocos’ prototipos hace que estemos aplicando una peor metodología de Diseño Centrado en el Usuario. A fin de cuentas, la experiencia, la velocidad y la capacidad de iteración son cosas que dependen del equipo, el hecho de decidir si un prototipo es algo construido con una herramienta de diseño o con código es una cuestión que se decide según las capacidades y recursos de cada equipo.

En mi experiencia he adaptado mucho tanto la técnica como el propósito según las necesidades del proyecto, al igual que mi propia forma de construir propuestas, la cual hace que cada vez necesite menos pasar por ciertas etapas y sin embargo me obliga a crear más y más versiones en otras.

 

I’m UX/Product Designer at Ebury. I have a caotic side project called Cinefilica and founded the most interesting tech community in Málaga Yes We Tech.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por Carmel Hassan Montero
Carmel Hassan Tecnología, Diseño y Sociedad

Entradas recientes

Comentarios recientes

¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas historias.

Categorías

Meta