Carmel Hassan Tecnología, Diseño y Sociedad

Cross-experience Design – una aproximación

C

Cuando pensamos en diseñar para múltiples plataformas generalmente atendemos al sentido común que nos dice que el diseño debe adaptarse a la plataforma, a su tecnología y sus recomendaciones específicas de diseño. Sin embargo, si pusiéramos atención al factor humano y muy a pesar de los detractores del “No se diseñan experiencias”, me resulta inevitable pensar que existe un matiz diferente si enfocamos el diseño para la experiencia en una o múltiples plataformas.

Desde un significado literal, Cross-platform se refiere a la implementación de soluciones para múltiples plataformas. Luke Wroblewski incorpora también su término Multi-device design para referirse al diseño único que funcione para varios dispositivos. Ambos términos hablan dela forma de llevarse el concepto a la tecnología de forma que ‘puedas despreocuparte’ del dispositivo o plataforma desde la que se accede a la hora de desarrollarlo.

Ahora bien, cuando se piensa en diseñar para ofrecer experiencias de usuario concretas, el dispositivo o plataforma vuelve a estar en el punto de mira condicionando el comportamiento del usuario, de hecho forman parte de su contexto de uso, por lo que no podemos ignorarlo tan fácilmente una vez encontrada la solución técnica al diseño de un producto.

Existe un tercer término: Cross-chanel UX Design que se refiere a la interconectividad de los diferentes canales que se usan cada día y a la necesidad de consistencia entre ellos. Aunque esto tampoco es nuevo y nos devuelve a la época de los estándares y las divertidas discusiones sobre, por ejemplo, el icono para ‘Guardar’ (‘Guardar’ sigue formando parte de nuestro lenguaje ¿no es así?) y su uso en los diferentes Sistemas Operativos.

Sin embargo existe una situación que me gustaría bautizar como Cross-experience Design (perdonadme si el término ya existe y lo estoy ignorando) y, como todo término nuevo, refiere a algo que ya existe.

Cross-Experience Design sería el conjunto de prácticas para alcanzar soluciones de diseño que se adapten y transformen la experiencia de uso a lo largo del tiempo por las personas que utilizan la solución.

La forma en que estas prácticas toman forman son la Inteligencia Artificial y un diseño que llega a ser consciente del contexto del usuario, como el del Diseño Emocional y, por supuesto, el Diseño de Interacción.

Ideas sencillas en aparencia como lo que esconde Google Now es un buen ejemplos de esta consciencia inteligente.

Sin embargo el carácter temporal es un factor importante en UX, ya que un diseño cross-experience requeriría de incorporar ciertas características que evolucionaran conforme evoluciona la relación con el usuario. Por ejemplo, si diseñáramos un servicio X para un usuario con una necesidad A, una vez cubierta la necesidad A (ya sea circunstancial o temporal) ese usuario puede ‘transformarse’ en otro tipo de usuario con necesidades B, C y D. Como servicio puede que nos interese (o no) que suceda esa transformación de una determinada manera.

Todas las características que la solución ofrezca al usuario para que esta transformación tenga lugar de forma que se prolongue una experiencia enriquecedora a lo largo del tiempo son las que refiero como cross-experience design.

Puede que a estas alturas haya divagado demasiado, en cualquier caso, es posible que amenace con nuevas ideas para apoyar este concepto.

I’m UX/Product Designer at Ebury. I have a caotic side project called Cinefilica and founded the most interesting tech community in Málaga Yes We Tech.

Comentar

Carmel Hassan Tecnología, Diseño y Sociedad

Entradas recientes

Comentarios recientes

¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas historias.

Categorías

Archivos

Meta